Implementos para la nieve

El casco

El casco, debe de ser ligero y estar bien sujeto, y su característica más importante es que debe de ser resistente a los golpes. Tiene que estar ajustado a la medida de cada uno, debe de quedar sobre la altura de las cejas, y permitirnos tener una audición lo más clara posible.

Gafas de ventisca para esquiar con casco

Su principal objetivo es la protección de los ojos, frente a la constante exposición a los rayos ultravioleta, una prolongada exposición a estos en la nieve, sin la adecuada protección, puede causar graves daños a la córnea.
Su cristal debe de poseer un alto factor de protección, los hay en diferentes colores. Amarillo y rosado para condiciones de poca luz, verdes y ahumados para usarlos a plena luz del sol. Las mejores cuentan con doble pantalla. Los últimos modelos traen una goma antialérgica.

Ropa para la nieve

Lo fundamental a la hora de protegernos del frío para ir esquiar, es contar con la ropa adecuada.
Aconsejamos que sean prendas separadas, pantalón y anorak. Sea cual sea la elección lo fundamental además de abrigar es que, sea capaz de expulsar la humedad del cuerpo hacia el exterior, y garantizar que podamos realizar movimientos libres.
Por último, no se puede dejar de lado una prenda fundamental para esquiar, un buen par de guantes con refuerzos en la zona de los dedos, los expertos recomiendan, que los mejores son los que abrigan y aíslan del agua.

Equipamiento del esquí alpino

La elección del esquí dependerá de la altura, peso, y nivel, a menudo los errores en la práctica vienen provocados por un mal estado de alguna de las partes que componen el esquí. Por lo tanto aumenta el riesgo de caída y como consecuencia puede provocarnos lesiones inesperadas.

Respecto a la bota de esquiar, considerar dos factores a la hora de su elección: confort y ajuste. Están fabricadas con plástico duro en la parte externa, e interiormente cuenta con un botín acolchado. A la hora de alquilar o comprar las botas de esquí, recuerde que el número es el mismo que el que usted calza en sus zapatos habituales, y ser sincero consigo mismo en cuanto a su nivel de esquí, ya que se fabrican especialmente de acuerdo al nivel del esquiador. (Principiante, medio y alto)