Consejos básicos para empezar a esquiar

Alguno consejos de esquí para empezar a esquiar

Aunque siempre recomendamos el inicio de éste deporte a través de unas clases de esquí, aquí dejamos unos consejos para hacer éste deporte algo mas atractivo, sobre todo si vas a empezar a esquiar.

Deslizarse por una montaña cubierta por nieve virgen, rodeado de montañas  en las que brilla el sol en la nieve que cubre sus picos, todo cubierto por un cielo azul y claro, tiene que ser una de las sensaciones más increíbles en la tierra … Aquí hay algunos consejos para esquiadores novatos y quizás también para los no tanto. solo así disfrutarás de es sensación tanto o mas como lo hacemos nosotros.

Algo básico

La gravedad – Es lo que te lleva desde lo mas alto de la montaña hasta lo mas bajo en línea recta, pero no siempre es la ruta más segura ni incluso la deseable, ser capaz de girar y frenar es la clave

consejos básicos para empezar a esquiar

Equilibrio – ¡La nieve es resbaladiza! Tratar de mantener el equilibrio mientras te deslizas por una montaña ¡no es fácil! Debes buscar una postura que sea cómoda pero estable mientras te deslizas.

Vestimenta – ¡Mantente caliente! Lo mejor es comprobar el pronóstico del tiempo cada mañana antes de vestirse para asegurarse de mantener el calor y de que podremos ver!

  • Gafas de sol para los días despejados y gafas de ventisca para los días nublados o con lluvia.
  • No te pongas una prenda de algodón interior, sino cogerás frío. Ponte una prenda térmica en la capa de ropa que esté en contacto con la piel.
  • Usa capas de ropa, no ropa ancha – te guardará mucho mas el calor corporal.
  • Ponte solo un par de calcetines – en realidad ponerte mas te hará pasar frío.
  • Asegúrate que la última capa de ropa es resistente al agua, especialmente la parte inferior.
  • Asegúrate de llevar espacio de sobra en los bolsillos, podrás quitarte capas en caso de mucho calor o cargar con capas extra en caso de que empiece a bajar la temperatura.

Proteger la piel – del sol, del viento y del frío, la nieve refleja los rayos del sol, que es fantástico para el bronceado, pero tu no sientes el poder de los rayos, así que te aconsejamos que te embadurnes bien con crema solar. Algunas cremas protegen del viento también y de las quemaduras que el frío también provocan.

Código de colores de las pistas – Todas las pistas tienen un código de color que representa la dificultad de esa pista, las pistas verdes son las mas sencillas, si vas a empezar a esquiar debes empezar por éstas, después están las azules, las rojas y las negras, incrementándose la dificultad en ese orden, siendo las negras las mas difíciles, esquía con cuidado y no te metas en pistas complicadas, sobre todo a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Seguro – los accidentes pueden ocurrir, contrata un seguro de vida que cubra los deportes de invierno, lo habitual es que las estaciones de esquí ya cuenten con éste plus que se puede contratar junto con el forfait.

Equipo de esquí

Equipo – Para empezar a esquiar recomendamos que alquiles las botas y los esquís, e intentes pedir prestado el resto a amigos o familiares (mirar vestimenta mas arriba). Algunas cosas tienen un precio ciertamente elevado, por lo que es mejor probar el deporte y asegurarte de que te gusta antes de invertir en equipo.

Esquís – Las tiendas de alquiler tienen esquís para todos los niveles de esquí, la longitud del esquí es la clave, en la tienda saben aconsejarte las medidas adecuadas a tu estatura, aunque para los novatos se aconseja de 20 a 30 cms menos de tu estatura, los esquís mas cortos son mas sencillos a la hora de hacer giros. Si resulta que cruzas los esquís con demasiada facilidad, no dudes en volver a la tienda para que te faciliten otros mas cortos.

Botas – Las botas de alquiler no son muy confortables, pero tu misión es encontrar aquellas que puedas ponerte lo mas confortable posible y que te queden ajustadas. Debes poder mover los dedos de los pies pero tu talón no debe levantarse una vez que estén apretadas, igualmente tu pie no debe deslizarse de lado a lado de la bota. Caminar con las botas de esquí puestas es mas sencillo si no están abrochadas, pero recuerda abrocharlas cuando vuelvas a esquiar, apriétalas tanto como puedas siendo confortable alrededor de la espinilla y gemelo, pero no demasiado sobre la parte superior del pie para evitar cortar el riego sanguíneo, o sino se te helarán los dedos, otro detalle importante es que no introduzcas los pantalones por dentro de las botas.

Involucración – Fijar las tablas a tus pies y deslizarte cuesta abajo en la montaña no debe hacerte sentir que estás tirando cientos de euros a la basura, pero una vez que te haces con los conceptos básicos, te enganchará y si será tu perdición. Es un gran deporte, no importa que nivel tengas, esquiar es un deporte seguro, sin embargo tomate el tiempo necesario para aprender, y no te precipites en subir a la cima mas alta, porque perder el control a gran velocidad puede ser horroroso.

Clases – Siempre se agradece ir con un amigo que ya sepa esquiar, y que amablemente nos explicará los conceptos básico para esquiar, pero no nos engañemos, la curva de aprendizaje con un profesor de esquí profesional, puede ser sustancialmente mayor que si nos enseña un conocido, empezar a esquiar no es una cuestión sencilla, los profesores de esquí están capacitados para detectar infinidad de errores y particularidades de cada esquiador para dar las instrucciones precisas para corregir esos vicios, por eso es recomendable que busques una escuela de esquí, donde sabrán acompañarte en tu recién estrenada afición, hasta niveles que te harán disfrutar del esquí con seguridad.